10 de mayo de 2015

LE SOUTIEN DU VÉNÉRABLE PIE XII À LA BELGIQUE, LES PAYS-BAS ET LE LUXEMBOURG ENVAHIS PAR L'ALLEMAGNE NAZIE IL Y A 75 ANS



Il y a soixante-quinze ans, le 10 mai 1940, l’Allemagne d’Hitler déclenchait la Bataille de France par l’invasion des royaumes de Belgique et des Pays-Bas et du Grand-Duché de Luxembourg. Le pape Pie XII, régnant depuis quatorze mois, n’hésita pas à envoyer aux souverains de ces pays son soutien par des télégrammes respectifs envoyés en son nom par la Secrétairerie d’État (dont le chef était le cardinal Luigi Maglione, assisté par Monseigneur Tardini en qualité de secrétaire). Les textes ci-dessous (qui reproduisent les télégrammes du Pape et les réponses des destinataires), ont été pris du premier volume des « Actes et document du Saint-Siège relatifs à la Seconde Guerre Mondiale » (publiés par le Vatican entre 1965 et 1981).


Notes de la Secrétairerie d'Etat
(A.E.S. 4235/40, orig.)

Vatican, 10 mai 1940, 21 h.

Le cardinal Maglione et Mgr Tardini ont trouvé opportune  l'expédition des télégrammes. Tanto S.E.R. il cardinale Maglione, quanto S. Ecc. Mons. Tardini hanno trovato opportuno l'invio dei telegrammi ai Sovrani dei tre paesi ora aggrediti dai Tedeschi e ottimamente concepito il testo dei telegrammi stessi. Si è quindi proceduto subito alla loro spedizione.


Le pape Pie XII au roi des Belges Léopold
(A.S.S. Pio XII 1940, t. II, p. 35, minute)

Vatican, 10 mai 1940

A la Belgique envahie, le Pape souhaite le rétablissement de la liberté et de l’indépendance. Au moment on pour la seconde fois, contre sa volonté et son droit, le peuple Belge voit son territoire exposé aux cruautés de la guerre, profondément ému Nous envoyons à Votre Majesté et a toute cette nation si aimée l'assurance de Notre paternelle affection; et en priant le Dieu tout-puissant, pour que cette dure épreuve s'achève par le rétablissement de la pleine liberté et de l' indépendance de la Belgique, Nous accordons de tout cœur à Votre Majesté et a son peuple Notre Bénédiction Apostolique.


Le roi des Belges Léopold III au pape Pie XII
(A.E.S. 4940/40, copie)

Bruxelles, 12 mai 1940, à 11 h. 43 (reçu : 18 mai, à 21 h. 25).

Le Roi remercie le Pape de son télégramme.

Très touché du télégramme que Votre Sainteté a bien voulu m'adresser à la suite de l'affreuse agression dont nous sommes l'objet je la remercie profondément en mon nom et au nom du peuple Beige.



Le pape Pie XII à la reine des Pays Bas Wilhelmine
(A.S.S. Pio XII, 1940 t. II, p. 35, minute)

Vatican, 10 mai 1940.

A la Hollande entrainée dans la guerre, le Pape souhaite le rétablissement de la justice et de la liberté. Apprenant avec une vive émotion que les efforts de Votre Molesté pour la paix n'ont pu préserver son noble peuple de devenir, contrairement à sa volonté et à son droit, le théâtre d'une guerre, Nous supplions Dieu, arbitre suprême des destinées des nations, de hâter par son tout-puissant secours le rétablissement de la justice et de la liberté.


La reine des Pays Bas Wilhelmine au pape Pie XII
(A.E.S. 4940/40, copie)

La Haye, 11 mai 1940, à 14 h. 53 (reçu : 11 mai, à 18,35)

La Reine remercie le Pape de son télégramme.

Je remercie bien sincèrement Votre Sainteté de son message si sympathique et de ses prières pour le rétablissement de la justice et de la liberté. Confiant en Dieu, mon peuple entier est résolu à contribuer de toutes ses forces pour atteindre le triomphe final.


Le pape Pie XII la Grande Duchesse de Luxembourg Charlotte
(A.S.S. Pie XII, 1940, t. II, p. 35, minute)

Vatican, 10 mai 1940.

Au peuple du Luxembourg envahi, le Pape envoie ses vœux pour sa liberté et son indépendance. En ce moment douloureux où le peuple du Luxembourg, malgré son amour de la paix, se trouve enveloppé dans la tourmente de la guerre, Nous Nous sentons plus proche de lui par le cœur, en implorant de sa céleste Patronne aide et protection, pour qu'il puisse vivre dans la liberté et l'indépendance, Nous accordons à Votre Altesse Royale et à ses fidèles sujets Notre Bénédiction Apostolique.


La Grande Duchesse de Luxembourg Charlotte au pape Pie XII
(A.E.S. 4940/40, copie)

Paris, 13 mai 1940, à 21 h. 20 (reçu : 14 mai, 2,30).

La Grande Duchesse remercie le Pape de son télégramme.

Profondément émue par le témoignage affectueux et réconfortant que Votre Sainteté a bien voulu me donner dans la tourmente qui s'est abattue sur le Luxembourg je dépose aux pieds de Votre Sainteté l'expression de notre reconnaissance filiale et déférente. Confiant en la protection de la Patronne séculaire de ma chère patrie et en l'aide généreuse des puissances alliées nous nous joignons aux prières de Votre Sainteté afin que mon pays et mon peuple retrouvent bientôt indépendance et liberté.


Abréviations

A.E.S. : Archivio della Congregazione degli Affari Ecclesiastici Straordinari (I Sezione della Segreteria di Stato) – Archive de la Congrégation des Affaires Écclésiastiques Extraordinaires (Première section de la Secrétairerie d’État.

A.S.S. : A.S.S. Archivio della Seconda Sezione della Segreteria di Stato – Archive de la Seconde section de la Secrétairerie d’État.




6 de marzo de 2015

Nueva oración por la beatificación del venerable Pío XII aprobada por el cardenal Angelo Bagnasco, arzobispo de Génova



PREX AD POSTVLANDAM BEATIFICATIONIS
SERVI DEI PII PAPÆ DVODECIMI NOVA

Domine Iesu Christe, gratias agimus tibi ex eo quod Ecclesiæ tuæ Pium Papam Duodecimum, tuæ veritatis magistrum et pastorem angelicum, dedisti. Ipse, doctrina certa et leni firmitudine, summum exercuit apostolicum munus Ecclesiam tuam per procellosum totalitarismi doctrinarum mare ducens ; Petri bracchia sine personarum acceptione omnibus immanis alteri pancosmici belli cladis damno affectis aperuit, dum monebat quod « pace nihil perditum, bello omnia in discrimine posita » ; humiliter ac prudenter sacræ liturgiæ redintegratum addidit splendorem atque Beatissimæ Virginis Mariæ gloriam patefecit in definendo eius in cœlum Assumptionis dogma ; fac, quæsumus, Domine, ut et nos, illius exemplo, ad fidem tuendam, ad catholicum magisterium libenter obœdiendum, atque ad valles nostræ caritatis dilatandos discamus. Te, igitur, supplices te rogamus ut servum tuum Pium Papam Duodecimum glorificare digneris, id si ad tuam gloriam et ad bonum animarum profuerit, ad quod gratiam quam postulamus (…) nobis quæsumus largiaris. Amen.

Genuæ, 19 iulii 2010
Approbatur.
Angelus Cardinalis Bagnasco, Archiepiscopus


(l.† s.)


"IL GIORNALE D'ITALIA" dedica una página entera al venerable Pío XII



Gracias a la indicación de nuestro buen amigo de Santa Marinella, Prof. Livio Spinelli, secretario de Sor Margherita Marchione, nos enteramos de que "IL GIORNALE D'ITALIA" en su edición de hoy, 6 de marzo de 2015, dedica toda una página al venerable Pío XII. He aquí el enlace: http://www.ilgiornaleditalia.org/news/cultura/863155/La-Chiesa-salvo-un-milione-di.html.

5 de enero de 2015

Un obispo de Pío XII elevado a la sagrada púrpura por el papa Francisco



De los ocho obispos preconizados por el venerable Pío XII que viven aún en la actualidad, Su Santidad el papa Francisco ha decidido crear cardenal al colombiano Monseñor José de Jesús Pimiento Rodríguez, el decimonono de mayor edad del episcopado mundial a sus casi 96 años y el tercero con más tiempo como obispo, ya que cumplirá este año el jubileo de diamante de su consagración.

Monseñor Pimiento nació en Zapatoca (departamento de Santander) el 18 de febrero de 1919. Fue ordenado sacerdote por Monseñor Ismael Perdomo Borrero, arzobispo de Bogotá el 14 de diciembre de 1941 para la diócesis de Socorro y San Gil, sufragánea de la sede metropolitana de Bucaramanga. El 14 de junio de 1955 fue promovido por el venerable papa Pío XII obispo auxiliar de Pasto, ostentando la sede titular de Apollonide in Lidia. Recibió la plenitud del sacerdocio el 28 de agosto de ese mismo año de manos del cardenal Crisanto Luque y Sánchez, arzobispo metropolitano de Bogotá, asistido de Monseñor Emilio Botero González, obispo de Pasto, y Monseñor Pedro José Rivero Mejía, obispo de Socorro y San Gil. El 30 de diciembre de 1959 fue trasladado como obispo a la diócesis de Montería, sufragánea de la arquidiócesis metropolitana de Cartagena, y el  29 de febrero de 1964 a la diócesis de Garzón–Nerva, sufragánea de la arquidiócesis metropolitana de Ibagué. Participó en las cuatro sesiones del Concilio Vaticano II como padre conciliar.

Finalmente, el beato Pablo VI lo elevó el 22 de mayo de 1975 a la sede arzobispal metropolitana de Manizales, que rigió con gran acierto y solicitud pastoral durante más de veintiún años hasta que el 15 de octubre de 1996, san Juan Pablo II aceptó su renuncia al haber sobrepasado la edad canónicamente establecida para dejar el gobierno pastoral (tenía entonces 77 años y medio). No por ello, ha dejado de colaborar con sus hermanos en el episcopado. Según testimonio de su compatriota el cardenal Darío Castrillón Hoyos, Monseñor Pimiento desarrolla un activo trabajo pastoral desde el Foyer de Charité en la arquidiócesis de Bucaramanga, donde reside en la actualidad.

Ayer, 4 de enero de 2015, durante su alocución del Angelus, el papa Francisco anunciaba la creación de quince nuevos cardenales, entre ellos Monseñor Pimiento, en el consistorio del próximo 14 de febrero, durante el que se otorgará a los nuevos purpurados el rojo birrete y se les asignará un título o diaconía de la diócesis de Roma.

Monseñor Pimiento guarda un grato recuerdo del venerable Pío XII, el papa que lo preconizó obispo. A este respecto, preguntado por la SODALITAS INTERNATIONALIS PASTOR ANGELICVS, en ocasión del cincuentenario del pío tránsito del papa Pacelli, respondió:

“Elegido al Episcopado por él el 14 de junio de 1955, no tuve el honor y gracia de tratarlo personalmente, pero compartí la conciencia mundial sobre su sabiduría eminente y calidad pastoral, que lo hicieron colmar una época de la Iglesia y de la humanidad golpeadas por la Segunda Guerra universal como Pastor bueno y santo, que engrandeció la historia con testimonios superiores de fortaleza, sapiencia y caridad insuperables. En mis viajes a Roma celebré varias veces la Eucaristía en el altar vecino a su tumba, implorando la gracia de su glorificación canónica, por la convicción colectiva de la heroicidad de sus virtudes pastorales. Así me compalce rendir homenaje de la más sincera y profunda devoción al gran Pontífice de la Santa Iglesia”.

Nuestras modestas pero fervorosas congratulaciones al futuro cardenal Pimiento.





9 de junio de 2013

Segundo número de la revista "PASTOR ANGELICVS"

14 de mayo de 2013

Sale primer número de la revista "PASTOR ANGELICVS"


Publicamos a continuación el editorial del primer número de la revista "PASTOR ANGELICVS", publicada el 9 ppdo. de mayo. De periodicidad mensual, aparecerá cada día 9 de mes (en recuerdo del 9 de octubre, fecha del piadoso tránsito del venerable Pío XII). Esperamos que esta iniciativa tenga eco en el público católico, con el único afán de acrecentar la devoción a tan gran Romano Pontífice así como contribuir, desde nuestra modestia, a la difusión de su causa de beatificación y canonización.


Este mes de mayo ve la luz un antiguo y largamente acariciado proyecto: el de una revista en español para la difusión de la causa de beatificación del venerable Pío XII. Su nombre –“Pastor Angelicus” – es el del Sodalitium Internationale, fundado en 1998 en Barcelona en ocasión del cuadragésimo aniversario del piadoso tránsito del papa Pacelli, y que contó desde sus inicios con el apoyo y bendición de los Eminentísimos cardenales Pietro Palazzini, Silvio Oddi y Alfons Maria Stickler, así como del Excelentísimo señor arzobispo Romolo Carboni, nuncio apostólico de Su Santidad. Con el tiempo otros ilustres prelados se han adherido a las iniciativas del Sodalitium Internationale Pastor Angelicus (SIPA), en particular una veintena de obispos preconizados durante el fecundo pontificado del gran Pío XII, entre ellos los Eminentísimos cardenales Ján Chryzostom Korec y Fiorenzo Angelini. También es de destacar la simpatía y benevolencia que nos han dispensado el relator de la causa de beatificación, Rev. P. Peter Gumpel, S.I., y el Rev. P. Pierre Blet, S.I. (uno de los encargados por el venerable Pablo VI de reunir las “Actas y documentos de la Santa Sede relativos a la Segunda guerra Mundial”).

En estos quince años de actividad, el SIPA ha distribuido literatura, estampas y medallas con reliquia “ex indumentis”, ha encargado la celebración de misas en memoria del hoy venerable, ha depositado ofrendas florales ante su tumba en la basílica de San Pedro, ha hecho traducir a treinta idiomas la bellísima oración compuesta por Mons. Petrus Canisius van Lierde para pedir su pronta beatificación, ha patrocinado conferencias y sesiones de cine-fórum sobre la vida, obra y pontificado de Eugenio Pacelli. Y todo ello con el indudable auxilio de la Providencia, dada la escasez y parvedad de los medios a su alcance. Ya se sabe que las obras de este tipo suelen exigir sacrificios y generosidad de quienes las llevan a cabo. Gracias a Dios, a pesar de momentos difíciles, el entusiasmo no ha menguado y el SIPA puede hoy presentar su revista, que quiere ser no sólo un vocero de propaganda de la causa de beatificación del venerable Pío XII, sino también la expresión de una filial y auténtica devoción. “Pastor Angelicus”, siempre en comunión con la Santa Iglesia y sin pretender mínimamente prevenir su juicio, está abierto, pues, a los testimonios de quienes quieran compartir su vivencia de dicha devoción.

Para terminar, una invitación: si alguien se siente movido al apostolado de difusión de la causa de beatificación y canonización del venerable Pío XII, no deje de inscribirse como socio del SIPA. No se requiere más que tener buena voluntad y buena disposición para colaborar en esta obra según las propias aptitudes y talentos. No hay cuotas sociales que se deban abonar; cada socio del Sodalitium está llamado a contribuir libremente en lo que su generosidad y sus posibilidades le dicten. Lo importante es ayudar, desde la humildad de nuestros esfuerzos, a que la causa del gran papa Pacelli y su devoción prosperen.

El número de este mes de la revista está dedicado todo él a un pequeño estudio monográfico sobre la vida del “Pastor Angelicus” escrito por el presidente del SIPA y que fue publicado por la revista argentina “Gladius” en octubre de 2008 para conmemorar el cincuentenario pacelliano. El artículo ha sido mínimamente modificado en lo que tenía de circunstancia hace cinco años, de modo que pueda resultar siempre actual. En sucesivos números de “Pastor Angelicus” serán abordados temas de diversa índole y se procurará mantener al día a los lectores en cuanto a los avances de la causa canónica del venerable Pío XII. Sólo nos queda esperar que la revista tenga la más amplia difusión posible y que podamos continuar así este apostolado.



Para recibir gratuitamente la versión PDF de la revista "PASTOR ANGELICVS", solicitarla por correo electrónico a:


sodalitium@pastorangelicus.org